Reflexión antes de retirarme de Ejército

Se libre

PD: Esto fue escrito unos días antes de retirarme de aquella institución Castrense, en un resumen pongo a disposición lo que viví y la imagen con la que me voy.

Un día cómo hoy (…) siempre lo recordaré, el mismísimo día en el que reflexione profundamente acerca de mi decisión de continuar en las fuerzas militares, cosa que al día de hoy difiero un poco… han sido dos largos años de darle bastante, luchar por mi patria y recibir muy poco -demasiado- diría yo.

Antes de entrar aqui tenía convicciones totalmente diferentes, no creía tanto en mi patria, no manejaba ese orgullo de nación, pensaba simplemente en crecer en conjunto con mi familia -principalmente crecer yo- luego de pasar por todo un entrenamiento físico y mental en una de las instituciones y empresas más cerradas ideológicamente, todo cambio, algunas cosas para bien y otras para mal… sentarse y reflexionar, separar lo bueno y lo malo hace que vos como persona tengas valor y que ese criterio propio este muy por encima del resto, qué son a su imagen criterios generalizados de su misma empresa (cosa qué menciono con orgullo, no todos saben separar todo ello o al menos lo he visto/comprobado acá).

El caso es qué, en este escrito dejó claro resumidamente mi experiencia en dos largos años siendo parte de las fuerzas militares. Hubo momentos llenos de orgullos y gloria, momentos donde no era tanto el valor económico el que estaba en juego, sino el valor sentimental quién te satisfacía de toda aquella misión, solo una simple sonrisa o un claro “gracias” era más enalteciente qué cualquier discurso operacional de parte de cualquier oficial de la fuerza, lleno de frías palabras con doble moralidades esclarecidas. Además de ver resultados qué satisfacen la tranquilidad futuro de “x” o “y” entes, esto a raíz de capturas de cabecillas que tenían zonas atormentadas con su delictivo mando, sabes que en un futuro las personas afectadas quedaran libres de dichos tentáculos para continuar con su normal vida como manda un correcto vivir.

La estabilidad económica es la que atrae principalmente al personal a la fuerza, pero si somos sinceros ganas más en inversión afuera y como no, depende mucho de los gastos que se tiene en ambos lados, no van a ser lo mismo, en uno vas a estar expuesto más a los ingresos salientes que entrantes y en el otro la necesidad te atacara y te hará comprometerte, todo por la familia (espero que se entienda la humilde analogía) eso si, en la fuerza las lleva la de ganar x10 a nivel de sistema pensionario o lo que es allí el “retiro asistido” aunque si lo ves con la realidad, desde otra perspectiva, los que llegan hasta aquel nivel se ven secos tanto a nivel emocionales como físicos, es un trabajo donde te absorbe por completo y te perjudica con el tiempo, TODO cobra factura, en cambio afuera puedes condenar tu pensión, pero estarás casi por completo.

Hago una pequeña pausa mientras escucho los cánticos navideños por radio mientras me agarra la nostalgia

Triste

A pesar de todo lo que he hecho, he visto el poco agradecimiento por parte de la institución y es lo que iniciaba al principio de este testamento. Al menos por parte de la población civil se nota el 50-50, en la institución te tratan como un burro de carga hasta la muerte, como el medio para conseguir un fin (sea justo o injusto) eso de verdad que duele con el tiempo, y se llega a ser bastante fuerte con el mismo, pero igual hiere el orgullo ser humillado y pordebajeado ante el resto cuando tú eres el que coloca el pecho por la institución, una misma llena de corrupción y torcidos en los altos mandos -puedo afirmar y desmentir las teorías ya comentadas afuera sobre las Fuerzas Militares- en fin… un poco de todo.

Triste

El caso es que, ya me voy de aqui… con mucho orgullo de haberle servido al pueblo Colombiano y como decía mi Padre que tuvo su retiro asistido en el Ejército “con el tiempo solo te llenas el pecho de orgullo y gloria, el resto se pierde en el tiempo”; agrego nuestros lemas institucionales que en un Ejército ideal tendrían demasiado sentido “Patria, Honor, Lealtad; Fe En La Causa”.

Triste

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: