Mis sensaciones a tu lado

Se libre

Es raro como mis emociones suelen cambiar cuando entras a “mi vida”, de estar totalmente aburrido y en un bucle sin sentido a sentir un gran alivio raro de explicar (me cuesta).

Hablar contigo puede convertirse en un gran problema porque simplemente no puedo dejar de observar tus gruesos labios que me encantarían besar. Se puede notar como mi voz empieza a bajar la tonalidad mientras hablo contigo, es una gran presión pensar en algo diferente a lo que estás transmitiendo y es que simplemente sueño mientras estoy despierto; el sueño de estar a tu lado.

Es increíble el intercambio de miradas sin mediar una sola palabra… lo más increíble es que sabes que te veo con un gran placer, pero intentas camuflar esa afirmación tras una mirada de confusión o simplemente desviarla. Lo sabe y le gusta (aunque lo duda).

Me acerco a tu posición solo para intentar formar una charla casual y amigable… ambos nos acercamos a tal punto de rozar nuestras narices y empiezo a sentir como los labios se entrelazaban; las sensaciones eran extrañas, la testosterona fluía, mi gran amigo se encontraba en placer, pero (siempre existe un, pero) alguien interrumpe.

Ese corto contacto significa mucho y a la misma vez poco, tan cerca y tan lejos… una oportunidad maestra que quizás no sé logre volver a repetir, tus cambios de humor son extraños y no logró comprender tu lenguaje femenino, lo siento.

Me siento enamorado y frustrado por no lograr lo que quería… de cierta manera sabes lo que siento por ti, pero estas esperando a que te lo diga o simplemente ignoras ese sentimiento y pasas a considerarlo un gran juego.

Todo en tan poco.

Desamor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: