¿Por qué juzgamos tanto?

Se libre

No entiendo el por qué siempre estamos juzgando; seguramente sea porque somos curiosos y algo críticos por naturaleza (o quizás me equivoque), pero en ocasiones el humano exagera. Solo por poner un ejemplo:

Si un niño habla sobre la vida: “¿Y ese que tanto ha vivido para hablar sobre ello?”.

  • Si un joven habla sobre la vida: “Los jóvenes se suelen contradecir y lo que dicen siempre es con el objetivo de llamar la atención”.
    Si un anciano habla sobre la vida: “Ese está loco. Además ya es demasiado tarde para tocar determinado tema”.

Este es solo un ejemplo de tantos que hay con respecto a las etapas y vida del humano, siempre le están criticando y llevándole la contraria; curioso.

Al fin y al cabo por ahí hay una genial frase que es perfecta para este momento y este tipo de situaciones:

“Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen” — Oscar Wilde.

A reflexionar.

Cosmic radiation

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: