A punto de mandar todo al carajo

Se libre

Actualización Artículo del 2018, en la actualidad no tengo ningún problema de los mencionados en este espacio, todo fue durante el momento y quedan plasmados por historia y seguir su línea temporal de los recuerdos.

Atención: Este es uno de mis artículos enfocados en mi vida personal (el blog tiene varias finalidades), quedas avisado por si llegaste por x temática del mismo.

Últimamente he tenido un mes bastante pesado y desagradable, esa ha sido una de las razones de mi inactividad en Internet y el blog. Para no hacer esto muy largo voy a resumir cada cosa desagradable que me ha estado pasando, en un principio no quería escribir/publicar esto, pero una de las finalidades de mi blog es documentar por encima mi vida -y problemas- así que procedo a escribir y desahogarme en este pequeño espacio.

Desgarre de tobillo

Comenzamos con un desgarre de tendón en el tobillo (siendo específicos), es una de las primeras molestias que me ha ocurrido a lo largo de este mes pero no la más desagradable.

Todo comenzó cuando me compre una Penny o Minilongboard, la indecisión del nombre es porque se adapta al modelo de ambas pero no sabría cuál sería en específico, en todo caso es de la familia de tablas Skate (seguro deje una foto de mi tabla después del párrafo). Por suerte la Skate me salió a un buen precio y a una buena calidad, ya llevaba 1 año sin volver a rodar en una Skate porque la anterior tabla que tenía se me había roto y salía muy costoso volver a comprar otra, así que lo dejé hasta hace un mes (este mes)… volví a rodar con tranquilidad, volví a sentir la velocidad y la adrenalina como antes, pero paso lo que me temía; me caí y no he podido rodar de nuevo. Además he estado todo este tiempo con bastante dolor y en un proceso lento de recuperación, toda una desgracia para alguien que le guste el deporte.

Molestias en la vista

Estar frente a la pantalla de un ordenador la mayoría de mi tiempo me está cobrando factura y se ha visto últimamente… he pasado de tener un buen rango de visión a tener uno muy bajo y escaso, todo por voluntad y porque es lo que más me apasiona y me libera. Además es en lo que soy bueno, quizás esto lo saben pocos, pero mantengo varios proyectos activos en Internet y etc.

Después de leer las anteriores líneas se preguntarán ¿Por qué no pides una cita con el oftalmólogo/oculista? La respuesta puede sonar tonta, pero tiene una razón detrás, es porque no quiero terminar con gafas y además para la profesión que quiero aplicar se necesita una buena visión y las gafas serían un impedimento para realizar algunas actividades, vamos a ver que decido luego.

Murió mi ordenador (termina en algo bueno)

Después de tanto tiempo resistiendo y con fallas, ha finalizado la vida útil de mi ordenador… este fue uno de los principales obstáculos a la hora de escribir artículos para mi blog y de mantener cierta actividad en otros espacios. Estaba bastante jodido, no podía montar en mi Skate por lo del tobillo y además no podía hacer uso el ordenador porque había muerto ¿Qué más me tendría que pasar? La única solución para no enloquecer durante esos días fue leer y estudiar bastante.

Te estarás preguntando ¿Y cómo es que has escrito este artículo? La pregunta tiene sentido porque ya he mencionado en repetidas ocasiones que no me gusta escribir desde el móvil, solo desde ordenador. Les cuento lo que paso, pude detectar la falla del ordenador o la parte especifica que había muerto (algo que es difícil) en un ordenador viejo -Como el mío- es difícil saber cual es la causa de la muerte en su totalidad, puede variar muchas cosas:

  • La fuente de energía
  • Ventilación
  • Disco duro
  • Ram
  • Sistema
  • Placa madre

Y un montón de cosas más (todo puede pasar), aunque algunas fallas son más evidentes que otras había que empezar a descartar y pude encontrar la falla en específico, aunque era un componente esencial, pero relativamente costoso, empece a pensar. Aquí es donde entra la importancia de ordenadores que ya no funcionan, pero le siguen funcionando x parte, utilice mis conocimientos e intercambie componentes que tenía el otro ordenador malo al otro que había muerto y listo… lo puede resucitar ¡Está VIVO! ¡Está VIVO! ¡Está VIVO! Oh, sí.

Problemas personales

Muchos tenemos problemas personales -es lo normal- pero en mi caso he tenido ciertos problemas que no se acercan a lo normal y es algo bastante insoportable (desde mi punto), pero bueno… les voy a tratar de hacer un resumen de lo más grave que ha pasado, saben que no me gusta revelar muchos datos privados así que seré cuidadoso.

Hace unos días mi madre llevo una bruja a la casa, si, leíste bien… una bruja, mi madre todavía cree en esas cosas y cree que algunas cosas malas que le han sucedido es culpa de algún mal, pero no. Por si te lo estas preguntando, efectivamente todavía no soy independiente, aunque en teoría con mucho esfuerzo lo seré (falta el último empujón).

Pasando de ser o no ser independiente, ese día fue cuando me desgarre el tobillo, lo primero que me encuentro es a aquella señora y me empieza a decir algo con relación a mi energía y «oscuridad» y un montón de cosas que me molesto bastante. En anteriores artículos he dejado bastante claro lo que pienso sobre la brujería y mi postura al respecto, puede que la respete pero si se meten en mi zona de confort… ya es otra cosa, aquí es cuando me coloco violento y ya más o menos se imaginarán lo que le dije a aquella pinche señora, la rabia que tenia en ese momento no la puedo describir… estuve a punto de patearla hasta dejarla inconsciente pero retrocedí porque no quiero echar a perder todo lo que he hecho hasta el momento.

Ese detalle desagradable me hizo perder confianza en mi madre y guardar un poco de rencor, ella sabe cual es mi postura, sabe que soy escéptico y aun así trajo aquella hijue**** y permitió que me dijera lo ya dicho; odio que se metan conmigo cuando estoy tranquilo y en paz.

Ese mismo día llego un ex-marido de mi madre con el cual tuvimos muchos problemas, alguien con el que libre una pelea a muerte, si, leíste bien nuevamente… seguro eso vaya para un artículo aparte, si es que me animo a contar la historia ya que me da un poco de pena y vergüenza contar aquella desgracia, en resumen: Alguien con el que conocí la violencia intrafamiliar (golpeaba a mi madre), un día no me aguante y ambos nos herimos gravemente con armas blancas, en fin… una larga historia. Retomando el hilo del párrafo y de lo que les contaba, el hombre llego y mi madre estaba aprobándolo nuevamente pero es ahí donde se ha formado una discusión tremenda, yo le eche en cara cuando la defendí y ella me echo en cara el dinero que tuvo que pagar por la recuperación de aquel sujeto; la traición por lado y lado.

Mi madre defendiendo aquel pedazo de hijueput* y echándome en cara lo que paso y la decisión que tome en aquel entonces fue lo que me dolió (además ella teniendo la culpa de todo), jamás me había sentido tan traicionado, me jugué la vida por alguien que amaba y ¿así es como me pagan? Jamás perdonaré eso y espero poder independizarme ligero y dejar todo esto que ha pasado atrás; la traición no merece perdón.

Esto es todo lo que me ha pasado en menos de un mes, todo esto me dejo unos días depresivo… días en los que no paraba de llorar, me sentía miserable. Han sido golpes y estocadas por todos lados, es aquí donde por un momento pensé en mandar todo al carajo… quería terminar con todo de dos formas (ninguna la mencionaré), hay días en los que no quisiera despertar -siendo sincero- es aquí donde pienso: Un día estas en la calle y al otro puedes estar en la cárcel o un cementerio, solo por las injusticias que se comenten.

En Colombia no te libras de ninguna guerra, aquí puedes morir hasta en la puerta de tu casa. Al fin y al cabo son momentos demasiados malos y si estoy escribiendo esto es porque aun estoy en pie y con ganas de seguir luchando contra la corriente.

La verdad me es bastante difícil publicar esto, pero una de las finalidades de mi blog es documentar varios aspectos de mi vida como lo son: gustos musicales, pasión por la tecnología, proyectos y un sin fin de cosas, así que hoy le ha tocado el turno a esta tétrica historia. Por otro lado, me animo a publicarla porque más adelante podré leer esto con orgullo y podré decir: «Vaya, tantos problemas que tuve y aun sigo aquí».

Al principio de este artículo he dejado una clara advertencia, no espero que todos los que sigan el blog lean esto, de hecho no quiero que lo hagan… me avergüenzo de mis problemas, pero es mi única manera de superar los mismos; escribir sobre ellos públicamente (para también discutirlo) y reflexionar bastante.

Seguro tendrás la duda de como me siento en este momento y te puedo decir que bien, si no lo estuviera no estaría escribiendo esto. De hecho a partir de este artículo empezaré a escribir sobre un montón de cosas que tengo pendientes.

Saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: