El posible bloqueo de Telegram en España ¿Podría ser efectivo?

Hoy he comenzado el día bombardeado de noticias y publicaciones en Mastodon acerca del posible bloqueo de Telegram en España, en el que, en teoría, al momento de escribir estás líneas ya se encuentra con actividad de suspensión por zonas, cuestión que no me parece raro en absoluto ¿Telegram bloqueado en un país? Nada raro según la cronología de bloqueos que hasta el momento que aún se mantiene:

  • China. Desde 2015, supuestamente para evitar que se difundiesen críticas al Gobierno.
  • Cuba. Desde 2021, a raíz de las protestas antigubernamentales que se produjeron aquel año.
  • Irán. Fue una herramienta importante en este país para que la oposición se organizase y difundiese sus ideas, pero acabó siendo bloqueada: primero de manera temporal en 2017, y permanentemente desde 2018.
  • Pakistán. Desde 2018.
  • Tailandia. Desde 2020, a raíz de unas protestas antigubernamentales.

Fuente.

Este gráfico muestra una vista de las notificaciones de problemas enviadas en las últimas 24 horas en comparación con el volumen típico de notificaciones por hora del día.

Realmente la filosofía de la aplicación fue lo que me cautivo en sus inicios, el ser un lugar pro libertad de expresión, sin limitaciones y aparentes regulaciones debido a su «extraño» origen de sus servidores, entre comillas porque en cuanto a esos datos siempre le meten misterio, de qué si están en Dubai, de qué están repartidos en otras zonas más resguardadas y etc, aunque su filosofía dejo de ser tan contundente a cómo era en sus inicios, misma situación por la que me aleje de la app (han estado colaborando en grandes cantidades con la justicia, actualmente el bot de reporte de transparencia NO relaciona las peticiones). Agrego: debo dejar claro que la culpa no es 100% de la app, pero si tienen un gran margen de responsabilidad debido a las malas decisiones en cuanto a su diseño, la gran cantidad de información que la app conoce de ti y el cómo el cifrado de extremo a extremo solo se puede utilizar en una parte.

Para quienes no estén enterados de lo sucedido en España, les resumo: A raíz de una demanda por parte de Movistar Plus, Atresmedia y Mediaset acerca de la proliferación de su contenido con copyright, la justicia solicito una respuesta por parte de Telegram, misma que nunca llego (hasta el momento).

Descripción gráfica humorística del encargado jurídico de Telegram:

Imagen sacada de acá.

Sinceramente, creó que este bloqueo no va a durar mucho, puede que pase cómo en Brasil, en donde se revirtió tal decisión de bloqueo por similar situación (falta de comunicación a la hora de atender solicitudes legales) y después de colaborar quedaron a paz y salvo.

No es el fin, ¡alarmistas!

Sinceramente, me da gracia la reacción de ese grupo de personas que van más allá de quedarse con la noticia, difunden miedo y con un sesgo de información. Lo primero que observe fue un canal de origen Colombiano en donde suben una serie local expresando qué “migraban a TiTok ante el inminente cierre de Telegram” ¡hágame el favor! Jaja ni siquiera nos afecta y si así fuera, existen formas de mitigar tales bloqueos, es de esa forma en la que opera Telegram en los países con restricciones, algo de lo cual se le aplaude, por tales soluciones efectivas.

¿Cómo evadir el bloqueo?

Para evadir el bloqueo de Telegram por parte de las operadoras, puedes seguir estos pasos:

  • Usar Proxy en Telegram: Telegram ofrece una opción de Proxy que permite a los usuarios saltarse bloqueos. Para activarlo, ve a los ajustes de Telegram, luego a “datos y almacenamiento”, y busca la opción de “Proxy”. Activa el interruptor y utiliza la opción de “añadir proxy” para configurarlo.
  • VPN: Utilizar una VPN (Red Privada Virtual) puede ayudarte a evadir el bloqueo al enmascarar tu tráfico de Internet y hacer que parezca que estás accediendo a Telegram desde una ubicación diferente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el uso de VPNs puede estar sujeto a restricciones legales en algunos países.

Sin duda alguna, la opción más sencilla que recomiendo es ir conectados por Proxy, más porque Telegram le ha metido bastante empeño a su propio protocolo, acá es donde entra en juego el MTProxy, qué básicamente incluyendo soporte para dos capas de cifrado: cifrado cliente-servidor y cifrado de extremo a extremo. La diferencia entre este y Sock5 que es bien conocida, es que MTProxy al no tener un comportamiento fijo, pues no se puede detectar los protocolos TCP/IP como en el caso de los Socks5 lo que dificulta saber qué tráfico está circulando en cada momento. Algunas de sus características son:

  • MTProto-proxy funciona solo con Telegram.
  • El cliente y el servidor no tienen una fase abierta de intercambio de información.
  • En la implementación del servidor MTProto-proxy de Telegram, el servidor proxy y su propietario no tienen acceso directo a la metainformación del protocolo MTProxy (inicios de sesión, por ejemplo).
  • Para todo tipo de filtros y analizadores, el intercambio de datos con el servidor MTProto-proxy se ve como un flujo de datos bidireccional binario no estructurado entre el cliente y el servidor. Esto hace que sea difícil reconocer el protocolo con el propósito de evitar su limitación.

Fuente.

Respecto a ello, en Telegram hay un canal en donde constantemente se publican diferentes servidores del Proxy MTproto para ser utilizado y mejor, a un clic: enlace.

Breve reflexión

Me parece curioso que toda esta situación se haya dado por contenido con derechos de autor cuando hay contenido (valga la redundancia) con muchas más gravedad que aún circula por la plataforma, pero es ahí donde se evidencia el alcance e importancia que tiene el futbol y otros contenidos relacionados en España, tanto que mueven a todo un organismo judicial para actuar, es impresionante.

También he observado que se debate la responsabilidad de la plataforma y el usuario, realmente la responsabilidad del contenido que se sube a Telegram recae principalmente en los usuarios que lo publican. Telegram, como plataforma de comunicación, no tiene control directo sobre el contenido que sus usuarios suben, ya que la aplicación permite a los usuarios enviar mensajes, imágenes, videos y otros tipos de contenido. Sin embargo, Telegram tiene políticas y términos de servicio que los usuarios deben seguir, y la plataforma puede tomar medidas contra contenido que viole estas políticas, como la eliminación de mensajes o la suspensión de cuentas; de allí a que los reguladores expresen que el control que toma TG es muy leve o inexistente frente al contenido con derechos de autor.

Yo personalmente creo que la piratearía no tiene fin, más allá del sistema, son cuestiones socio-económicas que primero hay que solucionar para que el resto se «estabilice» sin ello siempre será un juego del gato y el ratón, en donde a cada restricción habrá una forma de saltarle.

En cuanto a las alternativas, he de agregar que tenemos muchas por elegir. Antes impulsaba mucho a Telegram dentro de mis grupos de amigos, pero desde que me alejé de ella por sus constantes cambios estéticos, esperando que fortalecieran más la privacidad/seguridad de la plataforma, entendí que era solo un pequeño paso. Más mejor que WhatsApp, Messenger, en sí, sus homólogas privativas, pero en cuanto al resto que van centradas en la privacidad y seguridad, es la de menos. Signal, con la reciente actualización de alias, sigue en constante crecimiento. Matrix sigue mejorando e innovando en un nuevo código y ni hablar de SimpleX Chat, que hasta el momento es la mensajería más robusta de la red, por eso no me escandalizo tanto con la «suspensión» cómo se ve en algunos rincones.

En fin… veremos en que termina todo esto. Gracias por leer y quedo atento a cualquier corrección y demás; saludos.

Imagen sacada de acá.

Autor: Gatooscuro

Co-fundador del extinto quey.la #bloguero desde el 2014, Forum traslater, ex-moderador #quey.org , Colaborador DarkOnion, traductor de algunos anuncios de la comunidad #GNU #Linux y pensador Colombiano. Todo tiene una razón de ser. Blog oficial: https://gatooscuro.xyz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *