Se libre

PD: No te preocupes, este artículo es del 2018, no es actual… lo publico porque cronológicamente tiene un sentido de pertenecía que para aquel entonces jugaba un papel importante, por ende, no lo desecho.

Llevo casi dos meses sin tener una conexión fija, eso significa tener que esperar bastante para poder llamar a casa o al menos hasta que consiga un punto predominante en donde pueda agarrar alguna señal de una antena aproximada, todo por bien aunque se hace un mal ¿cómo a si? Uno cree que hace bien comunicándose con el hogar y si, te hace sentir mejor que todo continúe “bien” pero luego te das cuenta de problemas en donde tú desde tu posición no puedes hacer absolutamente nada, es ahí cuando quedas inválido, sin saber qué hacer.

Después de hacer un gran esfuerzo para comunicarte con tus seres queridos te das cuenta de que no todo anda bien y qué además muchas de las comunicaciones que se tuvieron con anterioridad eran falseadas, todo para que pareciera que todo estuviese bien y no preocuparte, pero se destapa lo peor.

Hoy me doy cuenta de qué en mi casa:
-Murió uno de mis gatos por negligencia (por un veneno supuestamente para las “pulgas”).
-Hay apretones económicos, de hecho buscan otro lugar para vivir porque la casa ya presenta problemas.
-Hay problemas internos, peleas que llegan hasta lo físico

A pesar de querer solucionarlo todo desde mi posición con una simple llamada todo se hace caótico, una verdadera senda de mierda ¿por qué a mí? He tratado de hacer todo lo que este a mi alcance para prosperar y como no, para que mi familia lo haga igualmente, pero no, todo continua igual o peor, creó que al menos con mi salida de casa desde hace unos años el único que me he salvado soy yo y eso que pronto puede cambiar (ya que salgo del todo de aquí) definitivamente no sé que será de mí y mi gente en un futuro.

Sigo siendo fiel a mi filosofía del sin sentido, básicamente el sentido de la vida es el que tú le des y le quieras agregar, pero visto lo visto por más que trate de darle un valor añadido este siempre se resta y el doble, terroríficamente. Hay momentos en los que entro en crisis, no sé ni que reacción tomar… ya suficiente tengo con el trabajo 24/7 que es el Ejército, aquí quién no fuma aprende a fumar (debido a tanto estrés) eso si, yo no he podido eliminar mi estrés, soy muy estricto con mi salud, no fumo y tampoco bebo, trato de matar el estrés con música o caminando, ni ejercicio porque me canso más de lo debido para las actividades diarias ¿A quién miento? En ocasiones estoy sentado frente al vacío con ganas de lanzarme.

¡No haría tal cosa! Eso significaría que todo lo que he hecho hasta el momento no han valido la pena y créeme, no es poco, de hecho ya he cumplido con los retos de “lo que debes de hacer antes de morir” así que mejor quedo con la frustración, la reprimo hasta que “desaparezca” aunque eso signifique torturarme internamente.

Después de la tormenta llega la calma ¿cuánto tiempo debería durar una tormenta? No creáis que los problemas que he descrito son los únicos, no, de hecho solo son el inicio de dicha representación de “tormenta” aun así, van bajando en la escala de importancia (depende de como se supere) aqui la cosa es que siempre surge una novedad, debería recibir más cosas positivas que las negativas, según otras filosofías de por ahí que indican que “todo lo bueno atrae cosas buenas” pareciera que fusilo al Papa.

Fatalismo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: